Ancient Rites - Laguz
Pocos llevan con tanta madurez musical el rollo de épica guerrera
Prácticamente nada. Por pedir, algún uso más del folk, ahora que está de moda.
9Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos
0.0

Sigo hablando de los disco de música que más me han gustado este 2015 y no podía faltar uno de los que más he escuchado: Laguz de los belgas Ancient Rites.

No muy lejos del Rubicón

Metal sinfónico y oscuro con partes de death metal rápido, algunos toques folk y letras de épica que se acuerdan de distintas civilizaciones. Así es la música de una de las bandas más interesantes del metal mundial.

Creo que infravalorados es poco. Ancient Rites ha tenido una carrera muy accidentada e irregular y eso lo han pagado caro. Pese a la altísima calidad de sus obras, nunca han abandonado cierto aire underground que, en mi opinión, los confirma aún más como grupo de culto.

Ancient Rites lanzó su última obra, titulada Rubicon, hace casi diez años y sorprende que casi una década después nos encontremos dos trabajos tan parecidos. Hace nueve años que cruzaron el Rubicón, pero éste no queda muy atrás.

Sin poder hablar demasiado de las letras de la banda (no las he estudiado mucho), Laguz en conjunto es una especie de segunda parte de Rubicon, aunque no siga una coherencia argumental. Sigue siendo una narración épica de historias de guerra de la vieja Europa (de hecho, Laguz es el nombre de una runa germánica).

No se centran en una historia en concreto, como digo, aunque recurren mucho a los temas romanos. Eso le dio la justificación a la banda, cuyos coqueteos con la extrema derecha son más que evidentes, para poner un águila imperial en la portada de Rubicon (símbolo de las legiones romanas, claro). Y si digo que Laguz es una segunda parte de su predecesor sin que sus letras sigan un argumento concreto, es porque claramente en lo instrumental lo es.



Empieza con una intro preciosa y oriental (curioso lo de oriental por la fama de occidentalista del grupo) que usa varios instrumentos. Esto nos empieza a dar una idea de lo ambicioso que es este trabajo.

Épicos hasta la muerte, pocos lo llevan de una forma tan madura. Ellos no tienen problemas en usar todo tipo de argucias para la ambientación. Los teclados de fondo concuerdan muy bien en cada momento, sin que el gusto por la melodía de esta banda afecte a su faceta más oscura. A medio camino entre ambos papeles actúan unos cuantos punteos de fondo.

El inicio de Under the Sign of Laguz parece un presagio a lo mejor del año. Se trata de un temazo del que no perder ni detalle. Especialmente épicos resultan, por ejemplo, los arreglos de Apostata (Imperato Fidelis). Otro señor temazo con un solo muy heavy.

Nunca tuvieron miedo a usar algunas elementos embellecedores, como demuestra el uso de la flauta en sus primeros trabajos. Esta vez han tratado de explorar esa faceta suya a lo grande y siguen la senda sinfónica y ampulosa de sus últimos trabajos. No sólo hablo de Rubicon. Dim Carcosa, el disco anterior a éste, fue el que marcó esas líneas.

Esta vez las percusiones ayudan a darle un toque oriental y exótico, mientras que se olvida de las marchas militares de su último LP.

Pese a su origen extremo, Ancient Rites llega hasta a coquetear con el power metal y últimamente hasta dejan notar algo de metal progresivo. Continúan así con su vieja afición por dejar caer la misma melodía varias veces a lo largo del disco (o incluso de varios discos). Oímos, por ejemplo, la misma melodía en la outro y en la segunda pista del álbum: Carthago Delenda Est. Esta vez con el acompañamiento de un violín. La épica está fantásticamente bien usada, tanto en todos los aspectos de la música como en las letras.

Si mantienen algo de black metal es en la voz. Me sorprende, por cierto, el consenso existente en cuanto a llamarlos grupo de black metal. Yo soy incapaz de calificarlo con una sola etiqueta y en muchas ocasiones tengo la sensación de que ésa en concreto es de las que tienen más superadas. De lo que sí que estoy seguro es de que si Ancient Rites es un grupo de black metal, supera con mucho la media de calidad musical de este estilo.

Una banda a admirar. De las que se dejan ver muy de vez en cuando y que prefiere actuar sólo si es para engordar su leyenda. De las que ya se mantiene muchísimos años en la brecha a pesar de una historia turbulenta que quizás no les haya dejado mostrar todo su potencial. Lo que se viene llamando una banda de culto. Más discos de Ancient Rites son necesarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies