Prácticamente no existe libro que no date las raíces del rock and roll en la música sureña de los Estados Unidos. La historiografía es clara en este sentido: una mezcla entre la música negra (el blues) y la música blanca (el country) del sur estadounidense es adoptada por artistas, en su mayoría blancos, que comienzan a registrarla en disco y a difundirla por los medios de comunicación gracias a los avances tecnológicos de mediados de siglo XX.

Esa mezcla fue la semilla de cualquier forma de rock conocida a día de hoy, pero la tradición del rock sureño va mucho más allá de ello y tiene entidad propia como un estilo definido y con mucho seguimiento.

Hank Williams

En otra cosa también suelen coincidir la mayoría de historiadores de la música: la primera estrella del rock fue una estrella del country. Hank Williams triunfó joven, vivió deprisa y murió de sobredosis antes de cumplir los 30. Tras de sí dejó un legado de éxitos radiofónicos, la semilla del outlaw country, un hijo y un nieto también artistas y la primera historia de mártir del rock and roll.

La estrella de Elvis le eclipsaría unos años después pero, a diferencia del Rey (que no compuso una sola canción en su vida), Hank Williams nos dejó grandes temas de su puño y letra que perviven hasta el día de hoy. En parte gracias a versiones de artistas de diferentes estilos y épocas como el propio Elvis, Johnny Cash o incluso los daneses Volbeat; entre otros.

Johnny Cash

Poco más se puede hablar sobre uno de los más queridos y admirados cantantes que hayan existido. Decir que Johnny Cash hizo rock sería inexacto, pero no se puede obviar que ha sido uno de los más artistas más influyentes en casi todos los estilos. Primero destacó con la típica historia de estrella que se pierde en el mundo de las drogas a las que se aficionó en una gira conjunta con Elvis Presley, Jerry Lee Lewis o Roy Orbison.

Décadas antes de resurgir como un señor mayor que conservaba magníficamente su voz de barítono con los discos de la serie American, en los que versionaba grandes clásicos del rock, Cash había triunfado como estrella del outlaw haciendo cosas como tocar ante una audiencia de presidiarios canciones con unas letras que hoy consideraríamos un pelín polémicas.

Eagles

Más de uno se sorprenderá al ver aquí a los autores de Hotel California, ese tema que suena tanto en Kiss FM y que le gusta a su madre. El caso es que, sin dejar de ser un grupo que practicaba un rock más bien blandito, antes de hacer éxitos radiofónicos de la época, los Eagles llevaban esta pinta de bandoleros polvorientos recién llegados del sur de la frontera. De esa guisa podemos verlos en la portada del álbum que ilustra este artículo y que le da nombre a esta grandísima canción: Desperado.

PD: disculpas por la imagen del vídeo.

Lynyrd Skynyrd

Desde Jacksonville, Florida, sin duda la banda más grande de la historia del rock sureño, te gusten más o te gusten menos. Su disco Pronounced ‘leh-‘nérd ‘skin-‘nérd es algo así como la quintaesencia de la Swamp Music (la música del pantano), una mezcla entre el rock and roll de guitarra eléctrica y la música tradicional de las zonas pantanosas del sureste americano.

Fue la primera banda en introducir tres guitarristas (¡en 1973!). Esa fórmula que desde principios del siglo XXI explotan con tanto éxito los Iron Maiden, la banda más grande de la historia del heavy metal.

Todas las canciones de este álbum debut son grandiosas y cualquiera valdría para ilustrar aquí. Por ejemplo, Simple Man:

The Allman Brothers Band

Junto con los Skynyrd, el otro gran mito del rock sureño, aunque musicalmente muy diferentes. Infinitamente más orientados al blues que al country, los Allman Brothers eran esencialmente una banda de directo e improvisación. Las críticas de la época ya resaltaban que para disfrutar de verdad de ellos había que disfrutarlos en directo. Era bastante común que sus LPs trajeran varios temas en vivo, incluso aunque ya hubieran aparecido en discos anteriores. Cada noche que salían al escenario improvisaban y no había dos versiones iguales de sus temas.

La leyenda negra de este grupo, jalonada por varias muertes, dura hasta la actualidad y daría para un extenso artículo de por sí sola.

Por cierto, que si los de Florida tenían tres guitarras, los Allman tenían algo mucho más insólito: dos baterías. Uno de sus himnos cowboy fue este Ramblin’ Man:

Stevie Ray Vaughan

La cantidad de estrellas del rock que han muerto en accidente aéreo también dan para artículo largo. Al igual que le ocurrió a la mitad de los Skynyrd, ese fue el caso de Stevie Ray Vaughan. Un vaquero de Texas que se movía entre la parte más hardrockera y la tradición blues de las grandes estrellas de la guitarra, caso de Jimi Hendrix o Clapton.

Atención a su increíble maestría con la técnica del slide en su gran clásico: Pride and Joy:

Toby Keith

Y cerca de la parte más comercial del country, el sonido Nashville, encontramos a un artista actual que mezcla con maestría esa faceta con tintes de Outlaw, el rock para todos los públicos y el patriotismo rebelde propio de alguien que está orgulloso de haber nacido en Oklahoma.

No le faltan las críticas a Toby Keith de quienes le consideran el típico paleto sureño. En esta canción, junto con el gran maestro del outlaw country, Willie Nelson, anima a todos los que amen a su país a tomarse la justicia por su mano colgando a los malos de un árbol para que todo el mundo pueda ver lo que les pasa a los que roban:

Y si os ha gustado, tranquilos que habrá más. Mientras tanto un regalo para todos los fans de la serie Padre de Familia. Con todos ustedes, Conway Twitty:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies